A COMER A LA BANDITACCIA. Guía inusual de la Necrópolis de Cerveteri Vedi a schermo intero

A COMER A LA BANDITACCIA. Guía inusual de la Necrópolis de Cerveteri

Laura Pastore

Maggiori dettagli

ISBN: 9788894995190

12,00 €

Libri | p.80 | ed. ottobre 2018 | lingua: Spagnolo

Mediante esta guía espero acrecentar la curiosidad de los lectores hacia el pueblo etrusco, del cual se habla demasiado poco, pero que tiene mucho para contar sobre cada una de sus facetas, y sobre el territorio de Cerveteri, Santa Marinella y alrededores, que ha sido la cuna de nuestros orígenes.
El parque arqueológico de la Banditaccia es un rincón de historia que recomiendo visitar para respirar un aire que es lejano, pero que, a la vez, forma parte de nuestro ADN y que cada uno de nosotros debería ir a descubrir, por lo menos una vez en la vida. Mi suerte no fue solamente la de vivir en Cerveteri, sino también la de conocer personas que me han hecho amar este lugar, como el maestro Ennio Tirabassi, que participó con entusiasmo y gran profesionalismo de la redacción de la mini guía que encontraréis dentro, ya que ha aportado noticias e imágenes que acompañan el recorrido rápido y a la vez eficaz a través de la Necrópolis. Las recetas, en cambio, son una vieja idea mía, relacionada con la pasión por este territorio que todavía ofrece platos sanos y de altísima calidad, que tiene sus propias empresas agrícolas y vinícolas, y con una tradición culinaria que se sigue transmitiendo de generación en generación

Traducido por Dolores Wetzler, Violeta Santantonio


Con el apoyo de la Municipalidad de Cerveteri, consejería para el desarrollo del territorio.


Laura Pastore nace en Roma el 4 de agosto de 1973, es hija de la actriz Jeannette Len y del director Sergio Pastore.
Se gradúa en derecho, trabaja además como periodista, y comienza su carrera política de joven justamente en la municipalidad de Cerveteri, luego de ser elegida, primero, como concejal y, más tarde, como vicealcaldesa por dos mandatos.
Continuará su actividad política en Roma mediante el ejercicio de su rol como concejal del Municipio I Centro Histórico, siempre durante dos mandados, y luego como Vicepresidente.
Se traslada luego al municipio IV de Roma como asesora, llega a trabajar en el Campidoglio durante algunos meses, y alcanza de esa manera el sueño de ser asesora de la Capital.
Adora escribir y promover eventos y, en paralelo a su actividad política, escribe dos libros: Amor, ch’a nulla amato y Appunti A Mente para recordar a su padre, fallecido en 1987. Se dedica a la promoción del cine italiano en el extranjero y colabora en la organización del Premio Internacional Lumiere en París, Francia y de los premios “Targa d’oro” europeos.
Trabaja como publicista para Laziodisu, ente regional para fomentar el derecho al estudio. En la actualidad, trabaja como abogada en Roma.

PRÓLOGO
de Tiziana Pasetti

Mi primer recuerdo, llamémoslo etrusco, se remonta a cuando tenía once años y con la escuela hicimos una excursión que comenzaba en Monte Compatri, pueblo de los Castillos Romanos que ha tenido el inmenso honor de acompañarme durante las navidades. Cerveteri y Tarquinia. Recuerdo solo regaños y tantas risas. Los etruscos, en aquella ocasión, no captaron mi atención. Luego tengo otro. En 2000, me mudé a L’Aquila (en español, El Águila): en Fossa, un pueblito a pocos pasos de la capital de la región Abruzzo, había sido hallada una necrópolis antiquísima, 500 tumbas excavadas en un territorio de alrededor de 3500 m2 como testimonio de algo que todavía no se había plasmado en los libros de historia, pero sí en las estrellas. Los etruscos me estaban buscando, querían hablarme, conquistarme. Tuvieron que esperar milenios, de hecho. Pero la paciencia, como decían nuestro abuelos y seguramente también los habitantes de Cerveteri y de Fossa, ¡siempre trae recompensas!
Un banquete con los moños, platos espectaculares, mesas puestas con arte: todo esto me ha llegado hace algunos días, gracias a mi hermana que es amiga de Laura, la etrusca de nuestros días. “¿Puedes escribir el prólogo?”, me preguntó. Que es un poco como decir “siéntate en la cabecera de la mesa, eres la invitada de honor”. Le dije que sí. ¿Cómo podía decirle que no a mi hermana que vive lejos y a la que, cuando era pequeña, gracias a mi comportamiento tremendo le corté en dos con las tijeras su amado pulóver de lana con esas trenzotas fieltradas? Le dije que sí a regañadientes mientras pensaba: “¿pero quiénes son, (e)stos etruscos? ¿Y qué escribo? ¡Yo me la como viva! Y me comí –en vez de sus brazos empanados y fritos en aceite de maíz– la tortilla de puls in mare. Una maravilla (cambiando solamente el queso pecorino –que como buena romana que soy no lo soporto- por el parmesano), un concierto perfecto de sabores, colmado, riquísimo en la elegancia esencial de los ingredientes.
Entonces revolví escrupulosamente a estos etruscos dentro de mi boca, los saboreé, busqué información sobre ellos con ávida curiosidad mientras iba a Milán. Una gran historia la de ellos, hombres y mujeres “de hoy” más de cuanto podemos serlo nosotros. Mujeres sin necesidad de cuotas rosas, hombres respetuosos. Pensad que al patronímico, el nombre del padre, se agregaba también el de la madre.
Quiero quedarme aquí sentada con ellos y, mientas como sus excelentes e higiénicos platos, escucharlos hablar. Sentaos vosotros también. A mi derecha y a mi izquierda (¿recordáis? ¡Yo estoy en la cabecera!) ¿Laura? Por favor. Comienza a servir.

L’Aquila, 27 de junio de 2018


Tiziana Pasetti
Periodista

Non ci sono commenti dei clienti per il momento.

Scrivi il tuo commento

A COMER A LA BANDITACCIA. Guía inusual de la Necrópolis de Cerveteri

A COMER A LA BANDITACCIA. Guía inusual de la Necrópolis de Cerveteri

Laura Pastore

Scrivi il tuo commento

Prospettiva editrice sas Via G. Matteotti, 19 | 00053 Civitavecchia (RM) | Italia | P.I. e C.F. 07322481008 | Tel: +39 076623598 | E-mail segreteria@prospettivaeditrice.it